Corrió esposado aprovechando el tumulto provocado por las mujeres en esta capital

El pandillero, ahora de 19 años de edad, decidió no presentarse más a las audiencias de revisión impuestas por el Juzgado Segundo de Ejecución de Medidas, de San Salvador, que le vigila tras la sentencia impuesta en su contra por el delito de tenencia, portación o conducción ilegal o irresponsable de armas de fuego, cometido cuando era un menor de edad.

Por eso, cuando anoche vio a la patrulla de la Sección Táctica Operativa (STO) de la Policía, frente a la casa de la colonia Don Bosco, de esta capital, donde se escondía, no dudó es eludir el arresto, alegando frente a las autoridades no contar con un documento que lo identificara, y proporcionando, además, otros nombres parar confundirlas.

Pero el plan no le resultó, pues la patrulla, apoyada por investigadores de San Salvador, comprobaron que se trataba del que buscaban, Jonathan Eliseo Figueroa Orantes, integrante de la pandilla 18, y lo esposaron.

Repentinamente, dos mujeres jóvenes, Damaris Martínez Fernández (18) y Jenny Isamar Fernández Ramos (20) salieron de la casa donde se escondía el prófugo, y comenzaron a insultar a los agentes y a forcejear y llamar a los vecinos de la comunidad para que impidieran su captura, situación que Figueroa Orantes aprovechó para correr, esposado, por varios metros, intentado, en vano, escapar del arresto.

Tras advertirles de la ilegalidad de la obstrucción de la justicia, y ante la negativa de las mujeres, la unidad procedió también con su aprehensión, quienes serán procesadas por el delito de resistencia.

Redacción STO PNC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *