Pandilleros asesinan a tres policías en El Salvador en menos de 24 horas

Tres agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), creada por los Acuerdos de Paz de 1992, fueron asesinados por pandilleros en El Salvador en las últimas 24 horas, en hechos de violencia ocurridos en distintos puntos del país. (En la fotografía cuatro capturados por asesinato de uno de los policías).

Fuentes policiales confirmaron que el último de los agentes, Wilfredo Alexander Molina Calderón, fue asesinato la tarde del lunes en Santa Tecla, cuando se encontraba de licencia y prestaba vigilancia en una funeraria.

Por la mañana del lunes fue asesinado el agente José Roberto Pérez Chacón, en San Isidro, Cabañas, cuando se disponía a salir de su casa hacia Sensuntepeque. Un tercer agente de la policía, Andrés de Paúl Domínguez, fue asesinado en San Juan Nonualco, departamento de La Paz, cuando se encontraba en su vivienda descansando.

La policía informó que los tres crímenes fueron cometidos por pandilleros y que al menos cuatro de los hechores ya fueron capturados, luego del asesinado del agente Domínguez, en Santiago Nonualco. Entre los autores materiales fueron identificados dos menores de edad, quienes confesaron haber participado en el crimen, dijo el director de la PNC, Howard Cotto.

Otros cinco pandilleros fueron capturados como sospechosos en un operativo de persecución luego del asesinato del agente Pérez Chacón, en San Isidro, Cabañas. Durante las capturas la policía decomisó varias armas de fuego a los nueve pandilleros.

El director de la PNC lamentó los crímenes contra los agentes de la policía y dijo que ello se debe a que los pandilleros se sienten acorralados y además han reaccionado al incremento de la operatividad de las autoridades.

Con la muerte de los tres agentes ocurrida entre la tarde del domingo y el lunes ya son 23 los policías asesinados este año, más 11 soldados del ejército que colaboran en labores de seguridad pública.

El fiscal general, Douglas Meléndez, hizo un llamado a la Asamblea Legislativa a que emitan una ley de protección a elementos de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *