El terremoto de mayor magnitud en México del último siglo

Un enorme terremoto de magnitud 8,2 en la escala de Richter ha golpeado el sur de México. El seísmo ha sacudido con fuerza la costa de Chiapas y Oaxaca, pero también se ha sentido con intensidad en Ciudad de México y Guatemala. El primer balance de víctimas, aún muy provisional, habla de al menos 32 muertos, tres en el estado de Chiapas y dos en Tabasco.

El Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico (PTWC) activó una alerta para México, con olas que pueden llegar hasta los 3 metros, así como en el resto de la costa latinoamericana del Pacífico, varias islas de este océano y países de Asia y Oceanía como Indonesia, Japón, China o Australia, con olas de hasta un metro. En la costa pacífica mexicana ya se han registrado olas de 0,7 metros.

 

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, en inglés), el terremoto tuvo una magnitud de 8,1, mientras que el Servicio Sismológico Nacional (SSN) de México elevó la magnitud a 8,4.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha advertido a la población que es probable que en las próximas 24 horas se produzca otro sismo de fuerte intensidad. De hecho, ya se han registrado al menos una docena de réplicas importantes, la mayor de magnitud 6,1, seguida de otras de más de cinco grados. Todas ellas con epicentro en el océano, entre el estado de Chiapas y el sur del de Oaxaca, en el mismo punto del primer seísmo. Según el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, los daños más importantes están en Chiapas, donde, además de fallecidos, hay importantes daños en viviendas.

El epicentro del terremoto se situó a 120 kilómetros al suroeste de la localidad de Tres Picos, en el estado de Chiapas, a una profundidad de 33 kilómetros.

Este terremoto es el mayor registrado con sismógrafos en la historia de México y algunos medios ya lo califican como el terremoto más fuerte desde el de 1985, que dejó miles de muertos en el país. En Ciudad de México la gente ha salido corriendo a la calle en pijama. Las alarmas sonaron poco antes de medianoche. La electricidad se fue en algunos barrios, pero el aeropuerto y el metro vuelven a funcionar con normalidad. No obstante, el ministro de Educación ha anunciado que se suspenden las clases en la capital para llevar a cabo una revisión de las infraestructuras.

En las redes sociales se muestran el cielo de Ciudad de México iluminado con resplandores durante el sismo.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha indicado en Twitter que “los protocolos de Protección Civil” están activos y el Gobierno mexicano se va a reunir de inmediato para valorar la situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *