Tras 150 años, se podrá disfrutar de un eclipse y una luna azul de sangre

El 31 de enero tendrá lugar un eclipse lunar total, que producirá un efecto denominado “luna de sangre”, y ocurrirá al mismo tiempo que la llamada “luna azul”.

El término “luna azul” se usa para nombrar a la segunda luna llena dentro de un mismo mes. Es un fenómeno poco frecuente que sólo se produce cada dos años y medio, aproximadamente. Sin embargo, es aún más raro que este suceso coincida con un eclipse; ya que, según diferentes agencias, el último registro que se tiene de un evento similar data del 31 de marzo de 1866, hace 152 años.

Esa noche, la Luna no sólo se acercará especialmente a la Tierra, dando lugar a lo que se conoce como superluna, sino que además nuestro planeta se colocará alineado entre el satélite y el Sol, provocando un eclipse lunar total y haciendo que la Luna adquiera un color entre anaranjado y rojizo. Además, será una luna azul: la segunda luna llena en un mes.

En América del Norte, Alaska o Hawai, el eclipse será visible antes del amanecer del 31 de enero. En Medio Oriente, Asia, Rusia oriental, Australia y Nueva Zelanda, la “súper luna de sangre azul” podrá ser vista durante la salida de la luna en la mañana del 31.

En Europa Occidental y la mayor parte de África y América del Sur el espectáculo será parcial, ya que serán zonas no afectadas por el eclipse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *