Detenidos el ex presidente de Guatemala y el presidente de Oxfam Internacional por corrupción

El expresidente guatemalteco Álvaro Colom y otros exmiembros de su Gobierno también han sido arrestados por malversación de fondos

Por los delitos de fraude y peculado, el ex presidente de Guatemala, Álvaro Colom Caballeros, de 66 años, y la práctica totalidad del que fuera su Gabinete de Gobierno entre 2008 y 2012, fueron detenidos este martes y ligados a proceso por su participación en el caso Transurbano un sistema de transporte colectivo para la capital guatemalteca, en cuya gestión se burlaron todos los procedimientos que la ley contempla para la protección de los bienes del estado.

Entre los capturados figura el ex ministro de Finanzas (Hacienda) Alberto Fuentes Knight, presidente de Oxfam Internacional, sobre quien pesan graves señalamientos por incumplimiento de deberes, de acuerdo con lo expuesto por el Magistrado Iván Velázquez, jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), durante una rueda de prensa.

“El doctor Fuentes Knight, como rector del Ministerio de Finanzas, era el responsable de que la política pública se ejecutara conforme a los intereses del Estado, gestionó el desembolso de los pagos (por el equivalente a USD35 millones) y firmó el acuerdo gubernativo a sabiendas del engaño o el ardid orquestado: evitar sistemáticamente la intervención de actores o instituciones que podrían dar dictámenes que frenaran la entrega de los 35 millones de dólares, incumplió los procedimientos y deberes de Ley”, señaló Velázquez en una rueda de prensa donde se dieron detalles abrumadores de la operación mafiosa.

“La actuación del entonces ministro es absolutamente ajena a Oxfam Internacional”, ha comentado a un periódico Español Manfredo Marroquín, presidente de Acción Ciudadana, la organización guatemalteca de Transparencia Internacional.

“La actuación del entonces ministro es absolutamente ajena a Oxfam Internacional y, para mala fortuna, cae justamente cuando la ONG está en medio de un escándalo mundial”, ha puntualizado Marroquín

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *